Dubai es un Emirato árabe, que viene dedicando sus enormes ingresos por el petróleo para construir un mundo de idilíco para que los más ricos del mundo disfruten de los más extravagantes lujos.

Poco transformó las arenas, en lujosos hoteles, casinos fantásticos, islas artificiales, centros comerciales exuberantes con mercancías supercostosas, centros de diversión, el único hotel 7 estrellas del mundo; es el país de las mil y unas noches hecho realidad, pero con la tecnología moderna.

También es un escenario del derroche de enormes recursos energéticos y del mal tratamiento al medio ambiente; pero eso no es obstáculo, pues su único fin es colocar un mundo infinito de lujos para los más ricos.

Solo detengámonos a pensar, que con el pago que hace una persona en una suit de superlujo, por una noche, es el ingreso de una familia, de un país pobre, en dos años.

A continuación pueden ver algunas imagenes del Dubai para los más ricos.